SoundWitness ighthouse logo

Un ministerio apologético Cristiano dedicado a mantener lo "falso" fuera de la doctrina

Los Testigos de Jehová: ¿Cristianos o Secta?

Un Resumen de Su Historia y Creencia


                                                                                                       Versión para imprimir pdf  Versión para imprimir

Usted oye las tablas del piso de su porch delantero crujir y luego el golpe a su puerta cuando los Testigos de Jehová hacen sus rondas.  Usted mira detenidamente por la mirilla.  ¿Debería yo contestar o no?

¿Se siente un poco incómodo de abrir la puerta?  Usted ha oído antes de los Testigos de Jehová, pero no estás seguro si ellos son cristianos o algun tipo de secta.  Usted no puede esconderse detrás de la puerta porque sería maleducación, así que usted prosigue adelante y abres.  Ahora usted se encuentra con dos Testigos de Jehová muy bien vestidos ofreciéndote un folleto en color que denuncia el estado actual del mundo y propone un remedio espiritual.  ¿Y ahora qué?

Si esta descripción le parece conocida, siga leyendo.  Este breve artículo sobre los Testigos de Jehová, o La Atalaya, llenará el vacío, proporcionando un resumen de quiénes ellos son y de qué se tratan.  No es diseñado para hacerle un experto, sino ayudarle a que se mantenga firme en su fe ante un astuto engaño, de modo que nadie podrá decirle como San Pablo le dijo a los Gálatas:
Estoy maravillado de que tan pronto os hayáis alejado del que os llamó por la gracia de Cristo, para seguir un evangelio diferente.-
Gálatas 1:6


El Origen de los Testigos de Jehová

Los Testigos de Jehová son la creación exclusiva de Charles Taze Russell.  Lo que comenzó como un estudio bíblico organizado por Russell en el 1870 por último se desarrolló en la Sociedad de Biblia y Tratados Atalaya, la entidad corporativa de los Testigos de Jehová.

Charles Taze Russell, un laico sin educación, intenta contestar muchas de las preguntas religiosas apremiantes de su día de una manera que sería atractiva a la mente moderna (y pecadora), en vez de contestar esas preguntas de una manera que fuera sumisa a la Palabra de Dios.  En el proceso, él negó muchas de las doctrinas principales fundamentales del cristianismo, incluso la Trinidad, la divinidad de Cristo, la resurrección corporal de Cristo, y la justificación por gracia por medio de la fe.1,2  Éstas son doctrinas bíblicas que no son negociables.  Ellas han sido sostenidas desde el principio de la Iglesia Cristiana, y ellas definen el cristianismo.3 Sin la creencia en estas doctrinas, la salvación es imposible.4

¿Cómo pudo Charles Taze Russell engañar a tantas personas?  Al acosar a aquellos con poco conocimiento bíblico, y suplantando la palabra clara de la Escritura con sus propias palabras, una filosofía operante que todavía es abrazada por La Atalaya de hoy. Según La Atalaya, la Biblia no puede ser entendida sin su guianza, como ilustrado por citas como éstas:
Dios no ha ordenado que [Su] Palabra hable independientemente o brille verdades vivificantes por sí misma.  Es por medio de su organización [La Atalaya] que Dios proporciona esta luz.
Revista Atalaya, el 1 de mayo del 1957, p. 274

... La organización de Jehová solamente, en toda la tierra, es dirigida por el espíritu santo de Dios o fuerza. (Zacarías. 4:6)  Sólo esta organización funciona para los propósitos de Jehová y para su alabanza.  Para ello solo la Palabra Sagrada de Dios, la Biblia, no es un libro sellado.
Revista Atalaya, el 1 de julio del 1973, p. 402

Ellos [refiriéndose a los miles quienes se iban de La Atalaya después de la profecía fracasada de la organización en el 1975 (véase abajo)] dicen que es suficiente leer la Biblia exclusivamente, sola o en pequeños grupos en el hogar.  Pero extrañamente, por medio de tal ‘lectura de la Biblia,’ ellos han regresado a las doctrinas apóstatas que los comentarios por el clero de la Cristiandad estaban enseñando hace 100 años...
Revista Atalaya, el 15 de agosto del 1981, p. 28-29

Convenciedo a aquellos bajo su cuidado de que ellos tienen que leer sólo la literatura de La Atalaya para descubrir la verdad, y enfatizándolo a ello en vez de la Biblia, La Atalaya puede engañar a sus seguidores y cambiar la doctrina bíblica por la doctrina falsa de La Atalaya. La Biblia, sin embargo, dice de sí que ella es la verdad - no hay ninguna necesidad de un intermediario.  Esa verdad es fácilmente discernida, no por la ayuda de una organización, sino por el poder del Espíritu Santo por medio de las Escrituras. Como Jesús dice en Juan 8:31-32, "Dijo entonces Jesús a los judíos que habían creído en él: Si vosotros permaneciereis en mi palabra, seréis verdaderamente mis discípulos; y conoceréis la verdad, y la verdad os hará libres." Hay una avalancha de versículos bíblicos que refutan el concepto de que la verdad tiene que ser encontrada por medio de La Atalaya, o cualquier otra organización, algunos de los cuales incluyen el Salmo 119:105 y 130, Isaías 55:10-11, Juan 14:26, Juan 20:31, Romanos 10:17, Romanos 15:4, 2 Timoteo 3:15, 1 Pedro 1:23-25, 2 Pedro 1:19, y 1 Juan 5:20.


Deshonestidad Académica y Hasta Peor

Para engañar a otros aun más, la Atalaya a menudo recurre a tales técnicas como citar a eruditos, y la Biblia, fuera del contexto para apoyar sus conclusiones.  El engaño de La Atalaya es tan común, que ningún tiempo adicional se utilizará aquí examinándolo.  Ejemplos de su duplicidad pueden ser encontrados en el artículo titulado “The Watchtower’s Misrepresentation of the Trinity: The Argument You So Eloquently Refuted Was Not Mine!”  Le animamos a leer otros artículos, tanto en este sitio Web como en otros sitios Web de apologética, para descubrir por usted cuán extensa la deshonestidad académica de La Atalaya realmente es.

Lo que es de aún más seria preocupación es La Atalaya tergiversando las Escrituras.  Su traducción de la Biblia, la Traducción del Nuevo Mundo de las Escrituras griegas, está repleta con palabras deliberadamente maltraducidas, palabras añadidas, y palabras omitidas, e ignora las reglas de la exégesis comúnmente sostenidas en un esfuerzo para apoyar su doctrina engañosa.

Por ejemplo, los Testigos de Jehová sostienen que el nombre propio de Dios es Jehová, y por lo tanto ha tomado por su propia cuenta reescribir la Biblia, sustituyendo las palabras griegas kyrios (el Señor) y theos (Dios) en el Nuevo Testamento con el nombre Jehová, así "ayudando" a ocultar la deidad de Cristo.5 (Por ejemplo, compare a Romanos 10, versículos 9 y 13 en su Traducción del Nuevo Mundo con el griego original o una traducción respetable, y compare Hechos 7, versículos 59 y 60.6)

En el esfuerzo de apoyar su punto de vista que Jesús no es Dios, sino más bien un ser creado, ellos toman el paso imprudente de añadir la palabra "otras" cuatro veces en Colosenses 1:16 y 17, de modo que lea “todas las [otras] cosas han sido creadas mediante él,” implicando que Jesús es una criatura en vez de el creador eterno.7 Digo "imprudente" porque Dios expresamente da las siguientes advertencias en Su Santa Palabra:
No añadas a sus palabras, para que no te reprenda, Y seas hallado mentiroso.
Proverbios 30:6

No hay ningunos eruditos griegos o hebreos respetables que respaldan la Traducción del Nuevo Mundo. Más ejemplos del engaño contenido en la Traducción del Nuevo Mundo pueden ser encontrados en el artículo “The New World Translation on Trial in the Watchtower’s Own Kingdom Interlinear Translation of The Greek Scriptures, Part 2.”


Falsas Profecías Somos Nosotros

La Atalaya alega ser "portavoz" de Dios y "profeta":
Él ha designado a su "siervo prudente y sabio", que es su portavoz visible...
Revista Atalaya, el 1 de julio del 1943, p. 205

... este grupo actúa como un "profeta" de Dios.
Revista Atalaya, el 1 de abril del 1972; p. 197

Los profetas de Dios nunca pronunciaron falsas profecías en el nombre de Dios, sin embargo La Atalaya ha repetidamente hecho justamente eso, demostrándose ser un falso profeta (Deuteronomio 18:22).  Aquí está una lista parcial de las falsas profecías de la Atalaya:
... el final de los reinos de este mundo, y el establecimiento pleno del Reino de Dios, será llevado a cabo hacia el final de A. D. 1914.
Estudios en las Escrituras: el Tiempo Está a Mano, 1889, p. 99

Abraham, Isaac, y Jacobo serán resucitados en el 1925
Millones Ahora Viviendo Nunca Morirán, 1920, p. 88

El año 1940 está seguro de ser el año más importante debido a que el Armagedón está muy cerca.
Informador, abril del 1940, p. 1

¿En qué año, entonces, vendrán a un final los primeros 6,000 años de la existencia del hombre y también los primeros 6,000 años del día de descanso de Dios?  El año 1975.  [Este era cuando el Armagedón estaba supuesto a ocurrir.]
Despertad!, el 8 de octubre del 1966; p. 19

... hay sólo aproximadamente noventa meses restante antes de que 6,000 años de la existencia del hombre en la tierra sean cumplidos... La mayoría de la gente que vive hoy probablemente estará viva cuando el Armagedón estalle...
Ministerio de Reino, marzo del 1968; p. 4

Estos ejemplos son solo unos pocos de una corriente interminable de falsas profecías que atraviesan más de un siglo que comprueban que La Atalaya no es la organización elegida de Dios, sino que es un lobo en piel de oveja.


¿Es la Salvación Ofrecida Por medio de La Atalaya?

La Atalaya afirma que “Para recibir vida eterna en el Paraíso terrenal nosotros tenemos que identificar esa organización y servir a Dios como parte de ella” (revista de La Atalaya, el 15 de febrero del 1983, p. 12).8  Sin embargo el plan para la salvación de los Testigos de Jehová claramente contradice la Biblia. La "versión" de La Atalaya sobre la salvación rechaza la muerte expiatoria de Cristo en la cruz a favor de un Evangelio de obras. Ellos afirman que la muerte de Jesús en la cruz sólo expió el pecado de Adán, no los nuestros.  A fin de ser salvo, los Testigos tienen que continuamente anunciar el Reino de Dios a otros, ser totalmente obedientes a las leyes de Dios, y ser fieles a lo largo del próximo milenio de 1,000 años - sólo entonces podrán ellos tener alguna esperanza de salvación.  Para citar la revista Atalaya:
¿Esperaría usted recibir el magnífico regalo de Dios de vida eterna en el Paraíso sin algún esfuerzo de su parte?  ¿No es razonable que Dios requeriría algo?  Seguramente lo es... Dios, en efecto, no sólo arroja el regalo a nosotros... está implicado el esfuerzo .
Revista Atalaya, el 15 de abril del 1999; p. 13

Seguramente no esperamos que en el sistema presente Jesús nos aplicaría el mérito pleno de su sacrificio.  Aun si él lo hiciera, todavía no tendríamos vida eterna.
Revista Atalaya, el 1 de junio del 1995; p. 30

Se le debería preguntar a La Atalaya las preguntas que San Pablo preguntó en el capítulo 3 de Gálatas, versículos 2 y 3:
Esto solo quiero saber de vosotros: ¿Recibisteis el Espíritu por las obras de la ley, o por el oír con fe?  ¿Tan necios sois?  ¿Habiendo comenzado por el Espíritu, ahora vais a acabar por la carne?

La Palabra Santa de Dios quita cualquier duda, en el capítulo 2 de Efesios versículos 8 y 9, en cuanto a si nuestra salvación está basada en obras o en la gracia:
Porque por gracia sois salvos por medio de la fe; y esto no de vosotros, pues es don de Dios; no por obras, para que nadie se gloríe.

Cristo pagó el precio en la cruz no sólo por el pecado de Adán, pero por el pecado de toda la humanidad:9
Porque primeramente os he enseñdo lo que asimismo recibí: Que Cristo murió por nuestros pecados, conforme a las Escrituras
1 Corintios 15:3

Mientras que La Atalaya no le ofrece a sus seguidores ningúna aseguranza de salvación, la promesa simple y clara del Evangelio de Jesucristo nos ofrece la vida eterna ahora, sin condiciones:
De cierto, de cierto os digo: El que cree en mí, tiene vida eterna.
Juan 6:47

Por último, la salvación depende en saber quién Jesús es (Juan 17:3).  La Atalaya alega que Jesús es un ser creado, el arcángel Miguel. Ellos alegan que Él dejó Su existencia como ángel y se hizo humano (sólo humano - no ambos humano y divino). Cuando Jesús murió, Él entonces fue recreado como el Arcángel Miguel.  Ninguna resurrección física ocurrió.  La Atalaya alega que Jesús es un dios menor, no el Dios Omnipotente Jehová.10

El Jesús de La Atalaya no es el Jesús de la Biblia.  El Jesús de la Biblia es el Hijo de Dios, por lo tanto de la misma naturaleza que Dios el Padre, quien existió con el Padre y el Espíritu Santo desde la eternidad, la Palabra, el Dios que creó el cielo y la tierra, El Dios quien se hizo carne como hombre, el Dios que fue crucificado por nuestros pecados, murió, y se levanto de nuevo en Su propia carne.  El Jesús de la Biblia es tanto Dios como hombre, la segunda persona de la Trinidad, sentado en la mano derecha de Dios el Padre, hasta Su venida visible en el útimo día.

Jesús declara en Juan 8:24: “Por eso os dije que moriréis en vuestros pecados; porque si no creéis que yo soy, en vuestros pecados moriréis.”  ¿Quién alega ser Jesús?  Él declara ser el Mesías, que viene para perdonar pecados, lo cual sólo Dios puede hacer.  El "yo soy” en este versículo es seguido por la declaración culminante de Jesús en Juan 8:58: “‘De cierto, de cierto os digo:’ contestó Jesús, ‘Antes que Abraham fuese, ¡yo soy!’”  El "yo soy” en estos versículos es una referencia directa al YO SOY de Éxodo 3:14, en el cual Dios se llama YO SOY.  La Atalaya deliberadamente malinterpreta Éxodo 3:14 y Juan 8:58 para ocultar la alegación de la deidad de Jesús y Su posición legítima como la segunda persona de la Trinidad. Los Testigos de Jehová no creen que Jesús es quien Él declara ser, y que ellos en efecto morirán en sus pecados.  La Atalaya bloquea la alegación exclusiva de Jesús de ser tanto Dios como Salvador, y haciéndolo así, bloquea el camino a la vida eterna.

¿A cuál va a eligir usted?  ¿Al Jesús de la secta La Atalaya y la muerte eterna, o al Jesús de la Biblia y la vida eterna?


¿Responderás la puerta?

Tenga en mente que nuestra lucha no es contra sangre y carne, sino contra principados, contra potestades, contra los gobernadores de las tinieblas de este siglo, contra huestes espirituales de maldad en las regiones celestes (Efesios 6:12). Los Testigos de Jehová son cegados por Satanás (2 Corintios 4:4).  Ellos pueden parecer tener un profundo conocimiento bíblico, pero ese conocimiento es a menudo sólo superficial.  Ellos aprenden a cómo responder a las más frecuentes objeciones a su religión, pero puede que no esten listos para una discusión teológica en curso más profunda.

Cuando usted oye las tablas del piso de su terraza crujir y ese golpe a la puerta, sea cortés y caritativo a los Testigos de Jehová.  Si usted es tan inclinado y tiene una base Bíblica sólida, atráelos e invítalos a que regresen si ellos están dispuestos a regresar, de modo que ellos puedan volver para conocer al Jesús verdadero, el eterno YO SOY.  Ellos están condicionados a rechazar todo lo que discrepa con su adoctrinamiento de La Atalaya, así que sea paciente.  Mientras puede parecer que ellos están rechazando el mensaje del Evangelio, Dios promete en Isaías 55:10-11:
Porque como desciende de los cielos la lluvia y la nieve, y no vuelve allá, sino que riega la tierra, y la hace germinar y producir, y da semilla al que siembra, y pan al que come, así será mi palabra que sale de mi boca; no volverá a mí vacía, sino que hará lo que yo quiero, y será prosperada en aquello para que la envié.
Si usted no desea tener una conversación ampliada, cortésmente rehúse su oferta de un diálogo, sugiriéndoles que usted sabe en quién usted ha creído (2 Timoteo 1:12), o que usted conoce la voz de su pastor (Juan 10:1-5).  La salvación no viene por medio de una organización, esta viene por medio de la fe en Jesucristo:
“... Y en ningún otro hay salvación; porque no hay otro nombre bajo el cielo, dado a los hombres, en que podamos ser salvos.”
Hechos 4:12



Para una revisión cuidadosa de la doctrina de los Testigos de Jehová desde una perspectiva bíblica y sugerencias en cómo responderles, recomendamos el libro Reasoning from the Scriptures with the Jehovah’s Witnesses, por Ron Rhodes.


Escrito por Scott Diekmann

Traducido por Arcángel Ocasio

www.soundwitness.org

Click aquí para más artículos sobre los Testigos de Jehová



Consideraciones finales

1.     Éstas son sólo algunas de las doctrinas de la Atalaya que contradicen la Biblia. Las otras incluyen: el Espíritu Santo no es la tercera persona de la Trinidad, sino la "fuerza activa” impersonal de Jehová; Jesús fue sólo un hombre mientras en la tierra, no ambos Dios y hombre; no hay ningún castigo eterno en el “infierno;” sólo 144,000 personas estarán en el cielo, el resto de aquellos que son salvos estarán en el paraíso en la tierra (vea “The Great Crowd and the Little Flock” para más información sobre los 144,000); Jesús es un "dios" creado que es inferior al Padre; y Jesús es el arcángel Miguel (vea “Who is Jesus?, Part One, Is Jesus Michael the Archangel?,” y “Who is Jesus? Part Two, Jesus in Daniel and Revelation").

2.     El artículo titulado “‘Everlasting Life’ the WT Way, (When a Gift is Not a Gift)” examina la salvación de La Atalaya por medio de la doctrina de obras, como lo hace la serie de artículos: “The Watchtowers Inadequate Ransom, Part 1,” “The Watchtower’s Inadequate Ransom, Part 2,” “Christ’s Adequate Ransom, Part 3,” y “Christ's Ransom is More Than Adequate, Part 4.”

3.    Para aquellos de ustedes que sostienen que la doctrina de la Trinidad no fue sostenida por la iglesia temprana, por favor refiérase a “The Watchtower and the Ante-Nicene Church Fathers,” por Michael J. Partyka.

4.     Usted podría preguntarse si la creencia en la resurrección corporal de Jesús es una doctrina que se eleva al nivel de una cuestión de salvación.  En 1 Corintios 15:17 San Pablo declara: “y si Cristo no resucitó, vuestra fe es vana; aún estáis en vuestros pecados.”  Los testigos de Jehová rechazan la resurrección corporal y el eternalidad del alma.  Ellos creen que el alma es lo que da la vida física - no es inmaterial y por lo tanto es destruido al morir.  Ellos no creen en la resurrección, sino en la reconstrucción.  Dios recuerda quién usted era y crea una copia de usted si usted es recreado.  (Aquellos quienes voluntariamente pecan y rechazan la "verdad" nunca son recreados, y son así permanentemente aniquilados.  No hay ninguna creencia en el infierno como un lugar de tormento eterno en la teología de La Atalaya, esta es sólo la tumba común tanto de los creyentes como de los incrédulos.)  Jesús fue recreado en Su "resurrección" sólo como un espíritu- el arcángel Miguel.  Su creencia hace su "fe" inútil, como San Pablo indica en los versículos 13 y 14: “Porque si no hay resurrección de muertos, tampoco Cristo resucitó.  Y si Cristo no resucitó, vana es entonces nuestra predicación, vana es también vuestra fe.”   Para lectura adicional sobre la resurrección corporal de Cristo, lea “la Resurrección de Jesucristo,” por Greta Olsoe.

5.     Para información adicional sobre la introducción de la palabra "Jehová" por La Atalaya al texto del Nuevo Testamento, refiérase a “A Glaring Example of Watchtower Inconsistency,” por Peter Barnes.

6.   La Traducción del Nuevo Mundo puede ser encontrada en línea en http://www.watchtower.org/s/biblia/index.htm.

7.    La Atalaya también añade la palabra "otro" (u "otros") en Hechos 10:36, Romanos 8:32, y Filipenses 2:9. En el pasaje de Romanos "otro" es deshonestamente insertado sin los paréntesis, entonces el lector confiado no tiene ni idea que el pasaje ha sido cambiado.  La Traducción del Nuevo Mundo original, publicada en el 1950, no tenía ningun paréntesis en los versículos Colosenses, pero La Atalaya fue obligada a añadirlos debido al alboroto creado por su intentada estratagema.

8.     Más información que refuta la alegación de la Atalaya de ser “el canal de Dios” puede ser encontrada en los artículos “¿Trabaja Dios a Través de una Organización?” por Warren Bosma, y “Idolatrous Worship of a Man-made Organization,” por Greta Olsoe.

9.     Vea también a Juan 1:29, 2 Corintios 5:18-19, Gálatas 1:4, 1 Pedro 2:24, 1 Juan 2:2, y Apocalipsis 1:5.

10.  Una de las características de una secta, una que la Atalaya ejemplifica, es la abilidad de sus miembros de abrazar incondicionalmente dos alegaciones mutuamente exclusivas y sin embargo no ver ninguna contradicción.  Su alegación de que hay sólo un Dios, como la Biblia dice, y sin embargo al mismo tiempo afirmar que Jesús es “un” dios distinto a “Jehová Dios,” es un ejemplo de esa “suspensión de incredulidad.”  Hay muchas otras características de sectas mostrada por La Atalaya, una lista corta la cual incluye: las alegaciones de la posesión exclusiva de la verdad, demandas de lealtad incondicional a la organización, control autoritario de lo que los miembros pueden leer, desanimando la educación, prohibiendo el pensamiento independiente, una mentalidad de nosotros-contra- ellos, un requisito de pasar enormes cantidades de tiempo en el servicio a la organización, un sentido artificial de la urgencia en la "misión" del grupo, el control de sus miembros por medio del uso de culpabilidad, miedo, y el rechazo, una visión apocalíptica de lo que pasará si usted abandona el grupo, y una preocupación por ganar nuevos miembros. ¡Para un recuento personal del poder persuasivo y control que los Testigos de Jehová pueden tener sobre sus miembros, lea “Le Puede Suceder a Usted!” por Patty Villa.